Cómo Limpiar una Freidora Eléctrica Fácilmente

como limpiar una freidora electrica

¿Quieres dejar tu freidora como los chorros del oro? En esta entrada te contamos que debes y que no debes hacer para limpiar una freidora eléctrica fácilmente.

Primero y más importante

  • No todas las freidoras se limpian igual, depende del tipo de aparato y del modelo en concreto.
  • Es imprescindible leer el manual, dónde encontrarás información sobre las piezas que puedes desmontar, cuáles son compatibles con un lavaplatos e incluso que productos no debes utilizar.
  • Algunos fabricantes incluso te indican el método para limpiar correctamente el aparato, así como la frecuencia y el mantenimiento necesario de filtros y otros accesorios.
  • Nunca hagas la limpieza con la freidora enchufada a la red eléctrica, es peligroso.
  • Limpiarla de forma regular evita que se acumule grasa y restos que luego dificultarán la tarea. Es recomendable lavarla cada vez que cambies el aceite por uno limpio.

Limpieza paso a paso

Ahora sí vamos con los pasos para dejarla reluciente y preparada para freir.

Vacía el Aceite

Con el aceite frío y la máquina desenchufada vacía la cubeta en un recipiente adecuado, no lo tires por el fregadero. Para hacerlo sin derramarlo te puede ser muy útil un embudo con filtro para separar las impurezas que puedes tirar a la basura.

Remoja en Agua con Vinagre

Si la freidora tiene cuba desmontable te recomendamos sacarla, introducir en ella el cestillo y filtros lavables si los tiene y llenar hasta arriba con agua bien caliente y un buen chorro de vinagre. Después deja reposar unos 15/20 minutos mientras limpias otras partes como la tapa o el cuerpo del electrodoméstico.

Si no puedes desmontar la cuba, rellena con la misma mezcla y con el cesto dentro y enciénde la máquina durante 15 minutos a media potencia para que no llegue a hervir el agua.

Limpieza del Cesto

Desupés de dejarlo en remojo, limpia el cestillo con un estropajo o cepillo de cerdas plásticas y lavavajillas o mételo en el lavaplatos antes de que vuelva a resecarse. Si tenía restos muy pegados puedes pulverizar un poco de quitagrasasa en las zonas más sucias.

Limpieza de la Cubeta

Depués del remojo si es desmontable no hay nada como meterlo en el lavaplatos. De lo contrario utiliza una esponja con lavavajillas para eliminar toda la suciedad. Es muy importante reirar bien todo los restos de jabón pasando una balleta húmeda y escurrida las veces necesarias. Para finalizar puedes secar la cuba con un trapo seco y por último con un poco de papel de cocina.

Lavado de los Filtros.

Si tu freidora tiene filtros desmontable lavables procede igual que con el cesto.

Limpia las Resistencias.

Para las resistencias primero utiliza un papel de cocina, luego limpia con estropajo y jabón lavavajillas sin frotar demasiado fuerte. Retira todos los restos de jabón con una balleta limpia y húmeda.

Exterior y Tapa de la Freidora.

Para el exterior y la tapa también debes pasar primero un papel de cocina absorvente. Luego utiliza una balleta humedecida en agua con jabón para terminar con otra balleta humedecida en agua limpia.

Si la tapa es desmontable es mejor seguir el mismo proceso que la cubeta para obtener mejores resultados.

Si te ha gustado el contenido puedes ayudarnos comentando el artículo, votándolo, compartiendolo en las Redes Sociales, o todas si crees que nos lo hemos ganado. 🙂 Gracias
comentarios freidoras sina aceite

Deja un comentario